fbpx

¿CUÁNTO DUERME UN PERRO?

Todos los que convivimos con un perro sabemos que les encanta dormir, pero ¿cómo son sus ciclos de sueño? ¿cuánto duerme un perro adulto de media? ¿y un cachorro?

Muchas veces nos sorprende como nuestros perros pueden dormir tanto ¿verdad? Según los expertos, la mayoría de los perros duermen un 50% del tiempo, el 30 % descansan despiertos y el 20 % restante están activos. Y es que un buen descanso es un factor tremendamente importante para el correcto desarrollo físico, cognitivo, emocional y social y, por tanto, para lograr el mayor bienestar posible.

La conciliación y calidad del sueño es tan importante para nuestros perros como para nosotros, dormir bien y el tiempo suficiente ayuda al organismo a relajarse, lo que produce un nivel mayor de melatonina y serotonina (hormonas que regulan los ciclos de sueño y vigilia y producen mayor sensación de felicidad). El sueño también ayuda con los procesos del desarrollo cerebral, la capacidad de aprendizaje, memoria y el sistema inmunológico de tu perro.

¿Cómo influye la edad y el tamaño en el sueño de un perro?

Los perros mayores necesitan dormir más ya que la vida cotidiana presenta más desafíos y se cansan con más facilidad. Los perros grandes tienden a dormir más, y esto se debe a que las razas grandes y gigantes envejecen más rápido y tienen un periodo de vida más corto. Las razas pequeñas y los perros de trabajo podrían dormir menos.

La raza y el nivel de actividad también afectan a los patrones de sueño

Otro factor que influye en la cantidad de sueño que necesita tu perro es la «función» para el que fue criado. Los perros criados para trabajar, por ejemplo, los Border Collie, tienden a dormir menos porque evolucionaron para desempeñar labores que requieren atención y dedicación.

Un perro herido o enfermo necesita dormir más

En términos generales, los perros que están enfermos, lesionados o tienen ciertas afecciones crónicas dormirán más que otros. Las condiciones que pueden afectar el sueño de tu perro incluyen:

– Síndrome de disfunción cognitiva: suele darse en perros de edad avanzada y podría equipararse con la demencia en las personas. Los perros que sufren el SDC pueden exponerse a determinadas alteraciones de conducta, que aparecen como consecuencia de la degeneración del sistema nervioso central, entre las cuales encontramos alteraciones en el sueño.

– Síndrome braquiocefálico: que típicamente encontramos en perros de morro chato, cuya morfología puede provocar apneas del sueño, es decir, la respiración se interrumpe o se realiza de forma irregular, lo que impide mantener un sueño profundo y reparador.

– Narcolepsia o trastornos del sueño (donde podemos encontrar múltiples afecciones).

Es muy importante que te asegures de que tu perro tenga al menos 8 horas de sueño profundo y reparador en una zona adecuada y tranquila, además de salir a tomar el sol con el fin de mantener los ritmos circadianos normales y el bienestar general.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Linkdin
Compartir en Pinterest

¿Qué opinas?

Scroll al inicio
cookie
Utilizamos cookies

Podemos utilizarlas para el análisis de los datos de nuestros visitantes, para mejorar nuestro sitio web, mostrar contenido personalizado y brindarle una excelente experiencia en el sitio web. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos, accede a nuestra Política Privacidad