fbpx

Nosotros

Creemos en el cambio.

Desde Ceres Can luchamos -y apoyamos a aquellos que batallan por la misma causa- por una forma diferente de relacionarnos, convivir y entrenar con los perros. Nuestro trabajo se desarrolla -siempre y por encima de todo- en aras de conservar y mejorar el bienestar y la felicidad de los perros y sus familias.

Creemos en una educación basada en el vínculo que se establece entre una persona y un perro, en la comprensión y el entendimiento mutuo. Trabajamos de una forma integradora y respetuosa.

Seguimos los pasos del adiestramiento cognitivo-emocional, que se erigen sobre el correcto desarrollo de las capacidades emocionales, cognitivas, sociales y físicas del perro, analizando siempre, como evaluador más fiable, el estado emocional del perro. 

Estudiamos cada caso, observando más allá de los problemas que nos inquietan, construyendo un trabajo que nos ayude a dar más a nuestros perros, asegurando constantes mejoras en su salud comportamental (salud cognitiva, emocional, social y física). Nuestros programas y planes de entrenamiento están totalmente personalizados, porque ningún perro es igual que otro, lo que merece un trabajo totalmente individual. 

Laura: fundadora de Ceres Can. Educadora canina y especialista en intervención del comportamiento.

«Trabajo con pasión porque amo lo que hago. Siempre feliz de poder dedicarme a ayudar a mejorar la vida, no solo de los perros, sino de quienes comparten la suya con ellos».

Laura promocionando sobre cerescan

Metodología

Somos cognitivo-emocionales. Encontramos en el adiestramiento cognitivo-emocional una base completa, sólida y exitosa con cuyas premisas nos sentimos totalmente identificados, por lo que conforman nuestra línea de trabajo.

Elegimos el gestionalismo como fundamento principal para intervenir en el comportamiento de los perros.

Y… ¿qué es el gestionalismo? Parte de la idea de que los perros no son máquinas programadas para realizar conductas, sino individuos cuyas capacidades sociales, emocionales y cognitivas son mucho más extensas de lo que imaginamos. Este enfoque se basa en la idea de que el perro es capaz de tomar decisiones ante determinadas situaciones, contextos o estímulos, de forma autónoma y premeditada, lo que mejorará sus capacidades sociales, cognitivas y emocionales y le hará un individuo más preparado y válido. Como tutores, es fundamental construir un puente de comunicación donde la autonomía de nuestros perros y nuestro modo de vida se encuentren y converjan lo mejor posible. 

Querer bien es centrarse en el otro, convertirle en protagonista mientras nos hacemos a un lado. Usar el amor para conocerle, entendiéndole, aceptándole y potenciándole como individuo autónomo con motivaciones propias y entidad por sí mismo.”

 – Carlos Alfonso López –  Creador del adiestramiento cognitivo-emocional

Objetivos

Nuestra meta principal es ayudarte. Trabajamos para que todos los tutores de perros tengan acceso a las herramientas necesarias para alcanzar sus objetivos.

Creemos en la educación como el único medio viable para conseguir la integración total de los perros a nuestras vidas, al entorno -generalmente urbano- que nosotros hemos elegido para ellos. Un entorno que a veces puede ser difícil de comprender y gestionar para un perro.

Apostamos por un sistema educativo basado en el poder del afecto y las relaciones sociales. El motor social es el que nos ayudará a construir conductas imprescindibles para lograr una convivencia sana y feliz.

¿Te gustaría enseñar algo nuevo a tu perro? ¿quieres trabajar sobre algún comportamiento para mejorar vuestra calidad de vida? o simplemente, ¿tu perro no tiene ningún problema y te gustaría saber cómo cuidar y mejorar la salud comportamental? Nosotros estamos aquí para ayudarte a hacerlo. Comunicarte y entenderte con tu perro será el comienzo para conseguir la relación con la que soñaste.

Trabajamos mucho y elegimos la formación constante para seguir siendo buenos profesionales y poder ayudar cada vez a más gente.

Describe la forma de trabajo de cerescan, siempre bajo el respeto y una manera divertida de trabajar

Ética de trabajo

Realizamos nuestro trabajo de una forma honesta y transparente. Nuestra deontología profesional se fundamenta en tres pilares básicos:

Comunicación honesta y clara. Comprendemos que cada individuo y cada situación son diferentes, y por ello nos adaptamos a cada caso concreto con el que trabajamos. Somos un libro abierto, creemos que la información es el elemento más importante para comprender y trabajar con cualquier especie animal, por lo que procuramos ser muy claros a la hora de transmitirla.  

Preservar o mejorar la salud física, emocional, cognitiva y social del perro es principal para mantener nuestra ética profesional. Para ello usamos el estado emocional del perro como juicio, tanto para evaluar los diferentes puntos en los que se encuentra el trabajo, como el tiempo y forma de continuar con él. Por tanto, creemos que cualquier intervención del comportamiento ética y aceptable debe mejorar el estado emocional del perro, sea más o menos observable en la conducta. 

Apoyo y presencia personalizada. Sabemos lo importante que es tener un buen guía, alguien a quien puedas contarle tus logros y tus frustraciones. Entendemos que sentirnos acompañados y apoyados por alguien es imprescindible para lograr el éxito y hacer que el camino sea mucho más placentero, por todo ello te acompañamos siempre. 

TE ESPERAMOS EN lAS REDES
Scroll al inicio
cookie
Utilizamos cookies

Podemos utilizarlas para el análisis de los datos de nuestros visitantes, para mejorar nuestro sitio web, mostrar contenido personalizado y brindarle una excelente experiencia en el sitio web. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos, accede a nuestra Política Privacidad